Hoy día 22 de Enero se cumple el aniversario del nacimiento de George Balanchine, uno de los coreógrafos con más personalidad de todos los tiempos. Curiosamente fallecía 23 días después de que yo naciese.. Mi pequeño homenaje con esta pequeña biografía a modo recordatorio, para que, aquellos que no hayan oído hablar de él (¡ains lo que se han perdido!) puedan conocerle al menos parcialmente.

Figura excepcional, su obra creó un puente entre el ballet clásico y el ballet moderno.

 

Balanchine era hijo de un compositor. Comenzó a formarse en piano, música y danza. Sus inicios como bailarín fueron en el Conservatorio de San Petesburgo (actualmente Teatro Mariinski).

Durante los difíciles primeros años de la Revolución Rusa, comenzó a coreografiar en su adolescencia. Su primera obra se titula La noche, creada alrededor de 1920, fue un pas de deux, interpretado por una joven estudiante y él, la cual llegó a ser calificada como “un escándalo de erotismo”.

Enigma fue otra de sus primeras obras. Esta pieza fue concebida para ser bailada sin zapatillas, al estilo de la entonces naciente danza moderna.

 

En 1921, graduándose, se incorporó al cuerpo de baile del Teatro Académico Estatal de Ópera y Ballet, ahora Ballet de San Petersburgo. En 1923, Balanchine y algunos de sus compañeros de generación fundan el Ballet Joven, agrupación para la cual coreografió diversas obras. Sin embargo, las autoridades culturales soviéticas habían dejado de apoyar las actividades vanguardistas, por lo que sus presiones propiciaron la disolución de este grupo.

En el verano del año siguiente, Balanchine, Alexandra Danílova, Tamara Gueva  (quien sería la primera esposa del coreógrafo) y Nikolái Efímov son autorizados a salir de la Unión Soviética para realizar una gira a Europa Occidental exiliándose en París huyendo de la Revolución Rusa.

Fueron vistos por Serguéi DIáguilev y los invitó a audicionar para su ingreso en la compañía. Balanchine se destaca como bailarín pero, desgraciadamente, sufre durante su estancia en los Ballets Rusos una severa lesión en la rodilla que lo obliga paulatinamente a dejar de bailar y concentrarse en ser coreógrafo.

 

Balanchine2_397px

 

Más adelante, Diáguilev nombra a Balanchine como su sucesor en Les Ballets Russes. Allí crea once coreografías.

Balanchine conoce a Lincoln Kirstein,quien en su proyecto de crear un “ballet norteamericano” invita Balanchine a emigrar a Estados Unidos, llegando a Nueva York en octubre de 1933. Aunque el propósito inicial de su viaje a Estados Unidos era establecer una compañía de ballet en ese país, “con bailarines norteamericanos y que no dependiera del repertorio europeo”, Balanchine modificó los planes originales creando primero una escuela: la School of American Ballet (SAB). Balanchine mismo afirmó en alguna ocasión que la estructura básica del bailarín norteamericano fue responsable de inspirarle algunas de las llamativas líneas de sus composiciones. La primera coreografía que Balanchine crea en el Nuevo Mundo es “Serenata” (1934) con música de Tchaikovsky con estudiantes del SAB. Una de las peculiaridades de esta coreografia es que  introdujo detalles de lo que había vivido en esta escuela, como por ejemplo una bailarina que llega tarde y se incorpora a la clase, o la caída de otra de ellas mientras practicaba una pirueta.una de las estudiantes llega tarde al ensayo y corriendo se acomoda en su posición, esto le causo curiosidad a Balanchine y lo hace parte de la coreografía estéticamente, también una de las estudiantes se cayó haciendo una pirueta uniéndolo a la pieza.

 

bal

 

Sin duda su obra cumbre fue “Les joyeux” , cuya inspiración e idea para este ballet le viene tras una visita a la casa del joyero Claude Arpels, en Nueva York, en la que tiene la oportunidad de ver las magníficas piezas de la colección.

Desarrolla tres coreografías sin un argumento concreto, pero unidas por un mismo tema, las piedras preciosas, en las que refleja el estilo de los tres países en los que desarrolló su carrera: Francia, Estados Unidos y Rusia

“Jewels” está dividido en tres partes:

“Emeralds”, con música de Gabriel Fauré, es una evocación de la Francia romántica, con movimientos propios de los ballets del siglo XIX, que componen figuras simétricas, ritmos regulares y elegantes, y brazos etéreos.

“Rubies” representa América a través de los ojos de Balanchine influenciado por los musicales de los años 30 y el jazz.

“Diamants” está construida sobre los cuatro últimos movimientos de la Sinfonía nº 3 de Tchaikovsky y sugiere los fastos del Ballet Imperial de San Petersburgo y el legado clásico que dejó Marius Petipa.

 

balanchine-jewels-2

 

Él mismo junto a sus “joyas”, esa maravillosa trilogía que se convirtiera en el primer ballet abstracto de larga duración.

 

Balanchine falleció en 1983 de la Enfermedad de Creutzfeld-Jakob, considerándose la primera víctima famosa de este mal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>